NOTA DE PRENSA ANÁLISIS DE LA SITUACIÓN DE ESCOLARIZACIÓN PARA EL CURSO 2016-2017, TRAS LA PUBLICACIÓN PROVISIONAL DE ALUMNOS ADMITIDOS Y EXCLUIDOS

El pasado 4 de mayo se publicaron, en los tablones de los distintos colegios de Aranjuez las listas provisionales de admitidos y no admitidos para el próximo curso 2016-2017.

La publicación de estos datos ha puesto de manifiesto nuevamente los problemas en la escolarización en Aranjuez, derivados de las políticas educativas que se viene aplicando y de la deficiente planificación realizada, un año más por la Consejería de Educación de Madrid, a través de su Dirección de Área Territorial (DAT) Madrid Sur, repitiendo y agravando los errores cometidos en cursos anteriores.

En Aranjuez, las consecuencias directas, a la vista de los últimos datos son las siguientes:

El colegio San Fernando, que sólo ha podido ofertar 25 plazas (un aula de 3 años), ha visto superada su oferta por la demanda de las familias que lo han elegido como primera opción (36p)

Esta circunstancia está provocado que muchas familias, que incluso tienen hermanos ya escolarizados en el centro hayan quedado en la lista de no admitidos y derivados al Servicio de Atención a la Escolarización (SAE) para la adjudicación de segundas y siguientes opciones en otros centros de la localidad.

Pero es que se da la circunstancia de que NO HAY VACANTES LIBRES en ningún otro centro, ni público ni concertado del barrio de las aves y entorno de influencia ni puede haberlas si no es el propio colegio; Es San Fernando el único centro de la zona que cuenta con capacidad, medios materiales y personales suficientes para cubrir la demanda en esa zona, no solo de estas 11 familias, sino de los alumnos no admitidos en otros centros que sí han ofertado y cubierto sus plazas autorizadas y de otros alumnos que puedan incorporarse a lo largo del curso.

Recordemos que antes del periodo de matriculación también cerraron un aula en Santa Teresa, al que solo le permitieron ofertar 25 plazas (un aula de 3 años), y aunque finalmente va a poder cubrir sus 50 plazas habituales ante el elevado número de familias que así lo han solicitado en primera opción (49p), no tiene capacidad para absorber mas alumnado.

En este sentido, la Plataforma que se congratula de la rectificación de la Consejería, sigue denunciando un modus operandi que consiste en cerrar aulas (solo en centros públicos) para luego, en su caso, “indultarlas”. Esta maniobra injusta y calculada no es inocua; provoca que las familias no puedan elegir libremente el centro que desean para sus hijos, sino sometidos a la incertidumbre de no saber si su primera opción será viable y disuade a muchas de ellas de asumir ese riesgo.

Hasta aquí, nuestro relato en relación a la escolarización y a la aplicación del tan mencionado derecho a la libre elección de centro de las familias.

Pero el número de solicitudes solo es un dato parcial que no explica toda la realidad que se vive en un centro.  La planificación educativa no debiera limitarse a calcular el número de aulas que necesita cada centro en función de la demanda, sino teniendo en consideración otros factores como la composición de su alumnado y sus necesidades específicas.

Para poder hablar de verdadera Educación, no puede obviarse el principio básico y primero que ésta debe  garantizar;  la igualdad de oportunidades y la inclusión educativa de to@s, que ayude a superar cualquier discriminación y actúe como elemento compensador de las desigualdades personales, culturales, económicas y sociales.

Al respecto, cabe recordar que este principio es común a nuestro sistema educativo, independientemente de sí el modelo educativo es el público o el concertado y que el compromiso por cumplirlo debe ser compartido. Es público y notorio, sin embargo, que esto no está ocurriendo así y que son los colegios públicos en general y algunos centros con especial intensidad los que están asumiendo este esfuerzo adicional en sus aulas.

El colegio Vicente Aleixandre sólo ha podido ofertar 25 plazas (un aula de 3 años), oferta que también ha sido superada por la demanda de las familias (30p) que lo han elegido en primera opción. Este colegio ha contado en los últimos años con una representación heterogénea de la sociedad capaz de integrar con éxito a una minoría de origen inmigrante.

Sin embargo, la reducción de un aula de infantil en este centro, ha provocado un desequilibrio en lo que venía siendo su alumnado habitual y ha provocado que, en solo dos cursos, el porcentaje de alumnado de origen inmigrante supere ampliamente la del alumnado autóctono.

Esta relación causa-efecto se explica porque este colegio con una línea no puede acoger toda su demanda, reduce la capacidad de admitir alumnado con menores posibilidades objetivas de acceso por criterios de admisión, impide el acceso de segundas opciones  y de incorporaciones en periodo extraordinario de un alumnado y en definitiva imposibilita la incorporación de un alumnado autóctono que de forma natural compensaba y equilibraba la composición en las aulas.

Por último, tenemos que mencionar también, que a fecha de hoy y a la vista de los datos publicados, han solicitado su incorporación a las aulas de infantil de 4 años un total de 26 niños y a las aulas de 5 años otros 41 niños. Tal y como venimos denunciando, el cierre de aulas en Aranjuez ha provocado que, a pesar de la caída del censo, la ratio alumno-aula, se haya incrementado y que ya a primeros del 2016 el 76% de nuestras 50 clases de segundo ciclo de infantil estaban por encima de su máxima ratio legal (25). Es decir, un total de 64 niños en infantil por encima de las previstas en el art. 7 del RD 132/2010.

Estas aulas ya masificadas no pueden seguir incorporando niños en sus filas y es por tanto preciso exigir, que se abran aulas en los niveles intermedios que reviertan esta situación y en cualquier caso que no la agraven. Esto supone abrir, como mínimo un aula de 4 años y dos aulas en cinco años, no ya para reducir ratios sino al menos para no incrementarlos.

Por todo ello, desde la Plataforma por la Escuela Pública de Aranjuez, exigimos:

§   Que el CP San Fernando, que ha sobrepasado sobradamente su número de vacantes y es el único centro que tiene capacidad y medios para asumir la demanda de todo el barrio de Las Aves y Leclerc abra su segunda unidad de educación infantil de tres años, para el próximo curso 2016-2017.

§   Que el CP Vicente Aleixandre pueda ofertar también sus dos líneas de educación infantil de tres años, por los efectos compensatorios que esta solución aporta al equilibrio equitativo del alumnado, al tiempo que garantiza el derecho a la libre elección de centro de los padres que así lo demanden.

§   Que se abran las aulas necesarias en los cursos intermedios de educación infantil; cuatro y cinco años para poder escolarizar a los niños que así lo han solicitado sin que ello suponga elevar aún más las ratios en las clases, en las que ya se supera ampliamente el máximo legal establecido.



Y reclamamos también y nuevamente a todos nuestros representantes políticos en el Ayuntamiento, la aprobación del Reglamento Escolar Municipal y la puesta en funcionamiento del Consejo, pues como es evidente, tiene mucho trabajo pendiente.

Comentarios

Entradas populares de este blog

MODELO DE RECLAMACIÓN AL PROCESO DE ADMISIÓN PARA LOS ALUMNOS NO ADMITIDOS EN LA LISTA PROVISIONAL

Jornadas de Puertas Abiertas en los colegios públicos y escuelas infantiles de Aranjuez

MODELO DE RECURSO DE ALZADA A LAS LISTAS DEFINITIVAS DE ADMITIDOS EN EL COLEGIO SAN FERNANDO PARA EL SEGUNDO CICLO DE EDUCACIÓN INFANTIL, CURSO 2016/2017